Jornadas y Noticias

Consejos para ahorrar energía
La basura doméstica

 La vivienda   El equipamiento de la vivienda   La basura doméstica   El transporte   La oficina  

En esta sección te frecemos una serie de útiles consejos para ahorrar energía en nuestra vida diaria. Ponerlos en práctica no supone mucho esfuerzo y además merece la pena ser eficientes y respetuosos con nuestro entorno.

El reciclado

Las basuras producidas en las viviendas, también llamadas “Residuos Sólidos Urbanos” (RSU), son una fuente potencial de energía y de materias primas que pueden aprovecharse mediante tratamientos adecuados.

Cada persona genera un total de 620 kg de basura por año, se estima que el 65% es aprovechable mediante reciclaje y el resto va al vertedero o a la incineradora.

Para reciclar hay que separar materiales en origen. El consumidor es una pieza clave para que funcione correctamente todo el proceso.

También son numerosos los contenedores y servicios de recogida de pilas, medicamentos, telas, muebles, electrodomésticos y otros enseres al final de su vida útil.

Para facilitar la recogida selectiva, utiliza los contenedores de diferentes colores, para identificar en cual se debe depositar cada residuo:

  • Contenedor amarillo: para envases tipo Tetra-Brick, botellas de plástico y botes metálicos, envases de plástico.
  • Contenedor azul: papel y cartón.
  • Contenedor verde: para basura orgánica (la común).
  • Contenedor verde iglú: para vidrio.
  • Contenedor marrón: residuos vegetales cocinados y no cocinados, frutos secos, pan, galletas, papel con restos de comida, etc.

Cifras que resaltan la importancia del reciclado:

  • Por cada tonelada de vidrio que se recicla, se ahorran 1.200 kg de materias primas y 130 kg de combustible.
  • Cada tonelada de papel que se recicla evita que se corten 14 árboles, se consuman 50.000 litros de agua y más de 300 kg de petróleo.