Las entidades promotoras de Ekiola, el Ente Vasco de la Energía y la ingeniería promotora Krean, han acordado con los Ayuntamientos de Berriatua, Etxebarria, Ispaster y Markina-Xemein poner en marcha Ekiola Lea Artibai. Los Ayuntamientos de Lekeitio y Ondarroa también han mostrado interés por participar. Mientras tanto, comienza la tramitación para constituir la cooperativa que se encargará en un primer momento de tareas de sensibilización y captación de adhesiones y que proyecta construir un parque solar fotovoltaico en Etxebarria.

El director general del Ente Vasco de la Energía Iñigo Ansola y la directora de Ekiola Amagoia Barandiaran se han reunido esta mañana en el Ayuntamiento Etxebarria con representantes de los municipios que participarán en la cooperativa Ekiola Lea Artibai. Los municipios de Berriatua, Etxebarria, Ispaster y Markina-Xemein son los pioneros del Territorio Histórico de Bizkaia en apostar por la generación y gestión de su propia energía producida en su entorno. Lekeitio y Ondarroa también han mostrado interés en formar parte de la iniciativa coincidiendo con el resto de alcaldes y las alcaldesas han mostrado el compromiso con el proyecto cooperativo que generará energía renovable de kilómetro 0. 

La creación de cooperativas como Ekiola, además de entroncar con los valores y la estructura económica del país, permite la conformación de proyectos de dimensión que involucren a gran número de vecinos y vecinas. A partir de ahora comenzarán a trabajar para constituir la cooperativa que en un futuro pondrá en marcha el parque solar fotovoltaico que ese ubicará en un terreno público cercano a la ETAP (Estación de Tratamiento de Agua Potable) de Iparragirre. Para ello será necesario que las familias o personas del entorno se adhieran al proyecto. En los próximos meses tomarían cuerpo las fases de sensibilización, lanzamiento del proyecto y captación de cooperativistas.

El director general del EVE Iñigo Ansola ha celebrado que Lea Artibai esté dando los pasos necesarios “para que pronto los vecinos y vecinas del entorno puedan abastecerse de una energía limpia generada en el entorno más próximo, con todas las ventajas de ello supone; sobre todo, el cambio de rol de la ciudadanía que pasa a ser generadora de la energía que consume y lo hace de manera sostenible”. 

El objetivo final de la iniciativa será que las personas o familias que formen parte de la cooperativa se aprovechen de las economías asociadas a las instalaciones fotovoltaicas, identifiquen como propias dichas instalaciones y generen una cantidad de energía equivalente a todo su consumo eléctrico. "La viabilidad de este proyecto se basa en la adquisición de una parte de la propiedad de la cooperativa por sus consumidores, con un coste equivalente al consumo energético de su vivienda" ha explicado la directora de Ekiola Amagoia Barandiaran. 
 
Este proyecto está alineado con las políticas de la Unión Europea que se ha marcado como objetivo que el 32% de la energía que se consume sea de origen renovable para el año 2030. Tanto el autoconsumo como la creación de comunidades energéticas son modelos a adoptar para la transición a otro modelo energético. En ese marco se ha creado Ekiola como sociedad de promoción energética. En este caso, se trata de la primera cooperativa de Bizkaia. Mediante este proyecto, las personas cooperativistas serán propietarios y propietarias de la energía que generen; la ciudadanía creará, promoverá y consumirá su propia energía.