• Está organizado por Real Peña Motorista Vizcaya con el patrocinio de Petronor y el Ayuntamiento de Bilbao, y el apoyo del Ente Vasco de la Energía, Lurauto e IBIL
  • Un eco rally es una prueba que valora la eficiencia en la conducción, puntuando la capacidad para mantener unas determinadas velocidades medias y los bajos consumos
  • Como novedad este año únicamente competirán vehículos eléctricos, con 55 participantes confirmados, e híbridos, con 5 inscritos
  • Todos ellos recorrerán 400 kilómetros en tres etapas con salida y meta en la explanada del Guggenheim, donde el público disfrutará de actividades paralelas todo el fin de semana
  • Las etapas del viernes y sábado serán puntuables para el Campeonato de España de Energías Alternativas y el campeonato del mundo Copa FIA e-Rally Regularity Cup
  • El domingo se celebrará por primera vez la Bilbao 30, una prueba que premiará la conducción sostenible por las calles de la villa

El II Eco Rallye Bilbao Petronor se celebrará los días 1, 2 y 3 de octubre en las calles de la villa. Se trata de una competición en la que participarán 60 vehículos y donde se valorará la eficiencia en la conducción, puntuando la capacidad para mantener unas determinadas velocidades medias y los bajos consumos.
Tras el éxito sin precedentes de su primera edición en 2019, que batió el récord de participación en eco rallies, y un parón como consecuencia de la pandemia, el Eco Rallye Bilbao Petronor vuelve ahora de la mano de Real Peña Motorista Vizcaya, con el patrocinio de Petronor y el Ayuntamiento de Bilbao, y el apoyo del EVE, Lurauto e IBIL.

Todos ellos han presentado hoy esta nueva edición en el bilbaino Hotel Meliá, con la participación de Martín Cubillo, Secretario General de Real Peña Motorista Vizcaya; Manuel Núñez, Director de Petronor Innovación; Javier Garcinuño, Director General de Bilbao Ekintza; Mónica Díaz, del Área de eficiencia energética en industria y transporte del EVE; Luis Miguel García, Director General de Lurauto; y Aitor Arzuaga, Director General de IBIL.

Como novedad este año, únicamente podrán participar vehículos eléctricos e híbridos, quedando fuera de la competición los bi-fuel y los de combustión tradicional Euro-6, que sí estuvieron presentes en la primera edición. Será, por tanto, el rally más sostenible celebrado en Bilbao hasta la fecha y también el más multitudinario en su categoría. Y es que, esta segunda edición contará con la participación de 60 vehículos -de los cuales 55 son eléctricos y 5 híbridos-, superando los 42 que disfrutaron de la prueba en 2019. Esta edición, los pilotos llegan en su mayoría del Estado, así como de República Checa, Portugal o Italia.

La distancia a recorrer es otra de las grandes novedades de este año ya que, debido a un cambio en el reglamento, los pilotos deberán conducir 400 kilómetros, frente a los 600 de la pasada edición. Lo harán entre Bizkaia y Cantabria, en tres etapas con salida y meta en la explanada del Museo Guggenheim.
Además, con el objetivo de animar a la ciudadanía a acercarse y fomentar el uso de vehículos de energías alternativas, se organizarán de forma paralela actividades lúdicas en la explanada del Guggenheim como una exposición de vehículos, presencia de prototipos, o un circuito de scalextric. Durante su celebración, la organización velará en todo momento por el cumplimiento de los protocolos de seguridad socio-sanitaria vigentes.

El II Eco Rallye Bilbao Petronor será puntuable en sus etapas del viernes y sábado, tanto para el Campeonato de España de Energías Alternativas; como para la Copa FIA e-Rally Regularity Cup, ya que la cita de Bilbao forma parte de una de las 8 pruebas de este campeonato del mundo. Concretamente, los vehículos puntuarán para la competición estatal en sus dos categorías, eléctrico e híbrido, mientras que solo los eléctricos puntuarán en la única categoría que contempla la copa FIA.

Bilbao 30

La etapa del domingo se reservará para la celebración de una prueba muy especial. Y es que, por primera vez tendrá lugar la Bilbao 30, una carrera a velocidad reducida que premiará la conducción sostenible por las calles de la villa.

Al igual que las etapas anteriores, esta innovadora prueba se disputará en condiciones de tráfico abierto y efectuará su salida y llegada desde la explanada del Guggenheim.